fbpx

Cada estilo de danza nos proporciona una experiencia nueva y saca algo de nosotros.

Este mes estamos practicando una coreografía hip-hop y ¡está siendo todo un éxito! La canción es “River” de Eminem, si echáis un vistazo a las letras entenderéis el por qué del titulo del blog.
Volvamos a nosotros: tengo que admitir que no me esperaba tanto regocijo. En general, el jazz y el contemporáneo resultan más aptos para mujeres adultas, así como el hip-hop tendría que ser perfecto para los jóvenes … otro esquema mental en el que nos encasillamos sin ni siquiera darnos cuenta, y por supuesto es una gran mentira. Total, este estilo urbano/callejero está sacando nuestro lado más animal, primitivo, rebelde y sí … también más prepotente. ¿Y sabéis qué? ¡Me encanta! Mientras bailamos nos transformamos, dibujamos cada paso con colores fuertes, quizás exagerados pero en linea con la coreografía y la canción elegida. Y luego, volvemos a ser nosotras mismas, más calmadas y pacificas.

Hay quien dice que la danza es una terapia, una meditación en movimiento … estoy absolutamente de acuerdo.
Todos llevamos una mochila llena de emociones, positivas o negativas, que conseguimos expresar a través de la danza. Cada estilo nos da la posibilidad de soltar algo, de liberar, consolidar y aceptar nuestras emociones, de ser nosotras mismas sin complejos. Se llama empoderamiento, palabra muy de moda en estos tiempos pero no solo se refiere a la mujer sino a cada persona; empoderarse quiere decir reconocerse, otorgarse valor, aceptarse, quererse y, por supuesto, querer mejorar.

Nada mal para una clase de danza ¿verdad? Apúntate


0 Comments

Leave a Reply

Avatar placeholder

Your email address will not be published. Required fields are marked *