fbpx

El tiempo vuela y ya está a punto de terminar la cuarta semana del Campamento Artístico de verano, donde estoy colaborando como profesora de danza.

Es una experiencia muy bonita, los niños tienen la posibilidad de probar muchas disciplinas artísticas, empezando con música (guitarra, percusiones, violín, piano) y luego canto, teatro, cocina y por supuesto … ¡danza!

Con los niños más pequeños juego mucho, he descubierto que les encantan los cuentos de la mitología griega así que tiro de los recuerdos de mis estudios clásicos ( y de internet!!) para contarles muchas historias y luego representarlas a través del teatro y del baile.

Con los más grandes ya no necesito trucos y me centro más en la enseñanza, ya que a partir de los 7-8 años pueden aprender pasos sencillos y divertidos. Y con los mayores de 10 años danzamos de verdad: memorizan coreografías más complejas y no tienen problema ninguno en bailarlas, además expresándose cada uno a su manera.

Como está haciendo mucho calor y el gimnasio donde damos las clases no es exactamente un lugar fresquito, la atención esta semana estaba bajando, así que he decidio jugar mi carta favorita: la coreografía de Thunder – Imagine Dragons. Como previsto, ha sido un éxito. La temperatura ha pasado en segundo lugar y todos quieren aprender los pasos y bailar una y otra vez. Es increíble el poder que puede llegar a tener una buena canción (y una buena coreografía, ¡no me voy a quitar ningún merito!).

Os espero este otoño, mientras… qué tengáis un bonito verano 🙂


0 Comments

Leave a Reply

Avatar placeholder

Your email address will not be published. Required fields are marked *