fbpx

Llega el año nuevo y con él nuestros buenos propósitos. Quizás te hayas propuesto adelgazar, dejar de fumar, salir de una relación que no te compensa, cambiar de trabajo, hacer este viaje que siempre soñaste … ¿por qué no empezar con algo muy sencillo pero tan poderoso como bailar?

Una alumna una vez me dijo:” M’encanta danzar porque me olvido de todo, solo escucho la música y mi cuerpo bailando”. Es el milagro de la danza. Que te lo creas o no, cuando empiezas a bailar todo a tu alrededor asume otra importancia: te sientes más libre, capaz de tomar las decisiones adecuadas. Ya no necesitas este pastel para regalarte un poco de felicidad, si te lo tomas es porque quieres y no porque no puedes resistir. Danzando aprendes a conocer tu cuerpo, a aceptarlo y amarlo, así como tu mente y tus emociones. Habrá siempre menos altibajos y más estabilidad emocional, te sentirás más fuerte y renovada después de cada clase.

Y además, te lo vas a pasar genial. Te animo a probar, no dejes que la pereza te venzas; te invito a una clase de prueba y luego me dirás.
Si quieres saber más, aquí te dejo unos enlaces:
estilos
clases
preguntas frecuentes

APÚNTATE YA


0 Comments

Leave a Reply

Avatar placeholder

Your email address will not be published. Required fields are marked *